TALIA
Via Pellegrino Matteucci nr.104/N
00154 Roma (RM) • ITALIA
Tel. +39 06 575 90 95 | +39 335 26 18 60

E-mail: info@taliaessenze.com
buscar producto en el sitio:



 

Desde la noche de los tiempos, el "perfume" ha sido sinónimo de riqueza, cultura y civilización, y el oficio del perfumista se asociaba siempre al del médico, curandero o sacerdote; de hecho, las materias aromáticas manipuladas por el antiguo perfumista poseían a menudo propiedades curativas hasta el punto que los perfumistas árabes, israelíes o egipcios no sólo componían perfumes, sino que iban mucho más allá componiendo también inciensos, baños, ungüentos, bálsamos y cosméticos concebidos como remedios para proporcionar refinados placeres y recuperar la salud.

En cualquier libro de farmacopea tradicional se encuentran referencias directas a las propiedades curativas de las sustancias aromáticas.

La costumbre de tratar el cuerpo con aceites aromáticos se remonta a hace más de dos mil años antes de Cristo. También la Biblia contiene citaciones sobre el uso de aceites esenciales tanto con fines terapéuticos como rituales. Tan antigua como conocida es la costumbre de quemar incienso en las iglesias (simbología ligada a la purificación), ya que induce a la relajación y a la meditación para favorecer de este modo la relación con lo divino a través de la oración.

Los antiguos egipcios son considerados los verdaderos padres de la Aromaterapia debido a que empleaban una gran variedad de sustancias aromáticas tanto durante la celebración de ritos religiosos y ocultistas como en las prácticas terapéuticas ordinarias como por ejemplo baños, masajes, etc. Como testimonio cabe destacar que la fórmula más antigua conocida para la composición de un perfume es una inscripción jeroglífica de hace cuatro mil años.
Asimismo, es famosa la cosmética aromática de los egipcios ligada a las complejas técnicas de embalsamado. La "cultura de los aromas" la transmitieron los egipcios a los griegos, con los cuales floreció la primera industria perfumera de la que se tiene noticia.
En Italia los primeros testimonios sobre el uso de perfumes y derivados proceden de la civilización etrusca; se piensa que la difusión propiamente dicha del uso de esencias y perfumes en nuestra península tuvo lugar tras el encuentro de la civilización helénica con la antigua civilización romana.
Los antiguos romanos de la época republicana hacían gran uso de perfumes, y cabe destacar que lo consideraban algo a lo que no se podía renunciar, no sólo en los célebres baños públicos, sino también en la preparación de comidas y bebidas. Se narra que en la época imperial se llegó incluso a utilizar desmesuradamente el perfume y su abuso fue algo común. Naturalmente, se debe a los romanos la difusión a gran escala en toda Europa del uso de sustancias aromáticas (aceites esenciales, ungüentos, etc.); relativo a esta difusión fue hallado un testimonio escrito concreto en Gran Bretaña.

En cambio, el Cristianismo estuvo durante mucho tiempo en contra del uso personal de perfumes.

En el s. XII, de vuelta a la patria, los cruzados trajeron consigo no sólo las esencias, sino también el antiguo arte de la perfumería oriental junto con el codiciado "secreto de la destilación", es decir, la refinada técnica (que posteriormente se perfeccionó con la alquimia y la destilación alcohólica) para atraer y capturar el principio aromático de una planta.

De este modo, tras siglos de olvido, el perfume empezó a reaparecer en la sociedad como objeto de placer y elegancia, aunque habría que esperar al Renacimiento para verlo resurgir con los "honores" de la época romana; fue precisamente en el periodo renacentista cuando los perfumistas italianos alcanzaron su fama universal y fue también en esta época cuando Leonardo da Vinci escribió el tratado "Sobre las técnicas modernas de la absorción de las infusiones". En Francia, la gran moda de los perfumes fue introducida por Caterina De Medici, y posteriormente, en los tiempos de Napoleón I, este país se convertía en la tierra clásica de la industria perfumera moderna (especialmente Grasse, que fue conocida como "La cité des parfums").

Florencia y Venecia siguieron siendo los centros de producción de perfumes más importantes de Europa hasta finales del s. XVIII, cuando en Italia "el arte del perfume" se precipitó en un rápido decline.

A principios del s. XIX, en Alemania se fue afirmando con gran éxito el Agua de Colonia, ideada por un italiano y elaborada con materias primas importadas de Italia.

Los árabes, en la época de las antiguas incursiones en Extremo Oriente, saqueaban conspicuas cantidades de especias como Casia, Sándalo, Nuez moscada, Mirra, Clavo de olor, etc., que también ellos utilizaban tanto en perfumería como en medicina (en la que fueron considerados auténticos maestros). Entre ellos cabe destacar a Avicena, médico y letrado de Arabia que vivió a caballo del año mil, que además de dejarnos un libro dedicado por completo a la Rosa (la flor más apreciada en el Islam), inventó el serpentín de refrigeración, fundamental para llevar a cabo las tareas de destilación.

En China, desde hace milenios y todavía hoy, los aceites esenciales se emplean para aliviar trastornos psíquicos y como remedio para numerosos tipos de inflamaciones combinándolos con técnicas de acupuntura.

Ahora que esta breve historia del perfume llega a la Edad Contemporánea, ante todo debemos constatar cómo hoy la Humanidad consume cantidades de materias olorosas como nunca lo había hecho en el pasado. La mayoría de éstas se fabrican en artificialmente y sus aplicaciones son tan variadas que no se pueden comparar con las de épocas anteriores.

Esta enorme difusión del perfume, característica del s. XX, ha sido posible gracias al extraordinario desarrollo de la química orgánica.

No es una casualidad que en estas últimas décadas se haya extendido considerablemente el empleo y conocimiento de los Aceites esenciales. El gran redescubrimiento de la aromaterapia es una demostración innegable de esta tendencia.



Condiciones de pago y modalidades de expediciòn |
Derecho de rescisión y condiciones generales | Privacidad |
 Home | Perfil de la empresa | Acerca de los perfumes | Catálogo | Carrito
Talia® 2019  ·  All right on the contents of this site is reserved according to the law in force